Comienzo de Gaia Kids

A la Cata siempre le puse calcetines en sus primeros meses. Cuando pensé en los zapatitos probé con varias marcas y definitivamente ninguna le servía. La mayoría eran rigidos, o de planta dura “tipo formativos” y me di cuenta que no había posibilidad de usarlo. Se le salían, le apretaban, y no le permitía moverse con tranquilidad.

Un amiga me regalo unos MOCCS de USA y todo cambio!

Si servían, podíamos ir a la calle, a la plaza con sus MOCCS y lejos eran lo mejor! No se le salían y lo mejor es que era como seguir con calcetines pero con protección. Mucha movilidad y flexibilidad.

Encontré un par de chicas en Chile que estaban fabricando MOCCS y me quise sumar a la causa y darle fuerza a este maravilloso producto.

Aprovechando un taller de costura por otros negocios, hice mis primeras pruebas, muchos modelos para la Cata, lo máximo, poder combinar con infinidades colores y texturas para ella. Poco a poco se empezó a generar una marca y empezó a crecer GAIA KIDS. 

A medida que la Cata ha ido creciendo, los zapatos también lo han hecho, experimente con zapatos ya armados, invertí en hormas, maquinaria, personal especializado y arme mi propio taller.

Gracias a la Cata y a las oportunidades que se me dieron que experimente este mundo, que cada día me encanta más. Si bien no invente los MOCCS, si les puse de mi creación, mi look de diseñadora y mejorías para la máxima comodidad en su uso.

Me quiero extender en tallas para más grandes y más adelante en el desarrollo de vestuario infantil, un gran nicho poco potenciado.

¡Cada día somos más en GAIA KIDS y lo amo!

 


Publicación más reciente